Advanced Search

Autor Tema: IMPERO LA JUSTICIA  (Leído 928 veces)  Share 

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

15 de Junio de 2015, 06:41:21 pm
Leído 928 veces

Desconectado MTRUFFE

  • Brujo/a

  • ****

  • 515
    Mensajes
  • Pais: ar

  • Sexo: Masculino

IMPERO LA JUSTICIA
« en: 15 de Junio de 2015, 06:41:21 pm »
México: Vecinos acudieron a la Justicia y salvaron a perro condenado a morir

Es para imitar ,con los derechos humanos ,se defiende tanto HDP que deberia ser condenado y lo dejan suelto , sin embargo aqui primo la verdadera justicia para un ser desvalido,que lindo si sentara presedencia en nuestra querida ARGENTINA .

 Un perro callejero condenado al sacrificio luego de morder a una niña de 6 años, salvó su vida en los tribunales gracias al apoyo de vecinos y de una organización defensora de animales que lograron conmover a los jueces.


               Capitán, rodeado de sus salvadores.  Foto:   Capitán, rodeado de sus salvadores.                  

Un perro callejero condenado al sacrificio luego de morder a una niña salvó su vida en los tribunales gracias al apoyo de vecinos y de una organización defensora de animales que lograron conmover a los jueces.
    "Capitán" es el nombre del can "mestizo", de raza indefinida, como la mayoría de los 1,2 millones de perros que vagabundean por las sinuosas calles de la Ciudad de México, cuya falta de pedigrí no hizo sino acentuar su vulnerabilidad.
 Luego de mes y medio en "la fila de la muerte", que entre los perros es un refugio provisional operado por el gobierno capitalino, donde por cierto la espera no suele ser tan larga como en las cárceles ordinarias, el perro logró el anhelado pasaporte para seguir "vivito y coleando".

La organización Gente por la Defensa Animal (GEPDA), que encabezó su ayuda jurídica, con ayuda de un abogado, consiguió un triunfo inesperado en el tribunal, a pesar de que la familia de la niña atacada, que sufrió una mordida en la cabeza, presionó fuerte para que se sacrificara al perro.
    El ataque de "Capitán" a la pequeña Fátima, de 6 años, ocurrió a principios de abril pasado, en el complejo de apartamentos Jacarandas, en la municipalidad Iztapalapa, oriente de la capital mexicana.
    Algunos vecinos dijeron haber observado el hecho pero argumentaron a favor del perro, de pelaje color paja, que la niña y sus amigos lo acosaban y le torcían la cola.
    El perro, que solía ser amigo de muchos niños del vecindario, con quienes jugaba y a los cuales acompañaba en su recorrido a la escuela, fue capturado por policías y llevado al Centro de Control Canino y Fauna Nociva de la municipalidad.

 El destino para "Capitán" parecía ya escrito en piedra, sólo que nadie contaba con la intervención de los vecinos, que le tienen especial apego al perro.
    Aunque colaboraron para la atención médica de Fátima, también también lograron que una organización defensora de los animales consiguiera un "amparo provisional" (habeas corpus) y frenara judicialmente su sacrificio, mientras se desahogaba el proceso.     La madre de Fátima, Verónica Canales, protestó airadamente por la defensa jurídica otorgada al perro y dijo sentirse impotente bajo el argumento de que "no es posible que para la gente sea más importante un animal que un ser humano".
    Al final, un juez falló a favor de "Capitán", que salvó la vida pero logró algo también importante: establecer un precedente beneficiaría a muchos otros perros en igualdad de circunstancias condenados a sufrir una "muerte innecesaria".
 "Capitán fue afortunado porque había toda una comunidad que lo respaldó. Sin embargo, hay muchos otros animales no humanos (sic) que no han corrido con la misma suerte y que han sido asesinados de los modos más cruentos", señaló GEPDA en un comunicado.

    La ONG que defendió al perro señaló que tanto Capitán como la niña Fátima "fueron víctimas en esta situación".
 La abogada que lo defendió gratuitamente, Enriqueta Garrido, declaró que "tuve que echar mano de todo lo que tenía a la mano. Fue una combinación de muchos elementos que permitieron suspender temporalmente su muerte".
    La GEPDA dijo que "las reacciones agresivas de algunos animales son consecuencia de un estímulo negativo".
 La mascota tuvo la suerte de contar con un apoyo incosteable hasta para una persona con ingresos medios, así como con la ayuda inesperada de las redes sociales y los medios que le dieron difusión al caso.
 "Capitán" está ahora bajo resguardo en un refugio donde se le brinda asistencia veterinaria, en espera de que ser tomado en adopción.

Fuente: (Ansa).-
NUNCA TOMO DECISIONES AL AZAR
Y EN ESTE MOMENTO
ESTOY AZANDO UN POLLITO

LA EXPERIENCIA NOS PERMITE RECONOCER UN ERROR CUANDO VOLVEMOS A COMETERLO