Aquelarre Foros

COMUNIDAD => Mística => Yoga, Meditación y Espiritualidad => Mensaje iniciado por: YsmaelJuanfro en 26 de Septiembre de 2018, 09:57:55 pm

Título: Köans del budismo zen (psicología oriental)
Publicado por: YsmaelJuanfro en 26 de Septiembre de 2018, 09:57:55 pm
Un köan, en el budismo zen, es un acertijo de apariencia ilógica que plantea el maestro al alumno para que el segundo de un salto en el conocimiento y alcance la iluminación/comprensión.
Se dice que el köan produce un quiebre en el pensamiento discursivo, y que esto es bueno porque la conceptualización y lo racional impiden ver el núcleo de las cosas y de uno mismo, esto es, resumido, la realidad última.

A continuación, algunos köans. Al ser varios, estoy seguro de que van a encontrar "la respuesta", y digo "la respuesta" entre comillas porque es tan interno que no se le puede poner palabras, pero sí se puede "probar" que uno lo comprobó.
Los desafío  , y después me dicen si entendieron. Vale decir, la pregunta es, "¿Se entendió?". Después lo comprobamos, primero lean.

- ¿Qué sonido hace una sola mano al aplaudir con las dos?

- Si usted entiende, las cosas son tales como son. Si usted no entiende, las cosas son tales como son.

- Si tienen un bastón les daré uno, si no lo tienen se los quitaré.

- ¿Cuál es la verdad de la vida?
- ¿Ves ese puente?
- Si
- Allí está la puerta

- Maestro, busco liberación
- ¿Quién te tiene prisionero?
- Nadie
- ¿Por qué buscas liberación entonces?

- Maestro, enséñeme el secreto del zen
- Ahora no, hay mucha gente, ven
- Ahora que estamos paseando, ¿cuál es el secreto del zen?
- ¡Qué altos esos árboles, y qué bajos aquellos!

- ¿Adónde vuelan esos pájaros?
- Se volaron
- Dices que se volaron, pero esos pájaros han estado aquí desde el principio
El maestro rápidamente retorció la nariz del alumno y éste se iluminó

- Si todas las cosas deben volver al Uno, ¿adónde debe volver ese Uno? (podés reemplazar Uno por Dios)

- Solo cuando se lo busca se lo pierde. No se lo puede retener, ni puede uno librarse de él

- Un estruendoso silencio

- Maestro, ¿cuál es la verdad del Tao?
- Entra
- No te comprendo
- Sal

- Maestro, ayúdame a encontrar la verdad (la verdad de Dios puede ser)
- ¿Percibes la fragancia de las flores?
- Si
- Entonces no tengo nada que enseñarte

- El tao que puede ser conocido no es el verdadero tao

¿Entendieron? De a uno