Advanced Search

Autor Tema: El Pato, deporte nacional argentino  (Leído 2828 veces)  Share 

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

02 de Marzo de 2015, 05:32:04 pm
Leído 2828 veces

Desconectado Uni Azul

  • Administrador

  • ******

  • 5411
    Mensajes
  • Pais: ar

  • Sexo: Femenino

  • Soy lo que soy...

    • Unicornio Azul
El Pato, deporte nacional argentino
« en: 02 de Marzo de 2015, 05:32:04 pm »
Vean el video por favor, es lindo, es divertido y muestra lo que es un patero, un hombre con huevo, no se achica, no se queda, es un valiente del juego




A pesar de que el pato es, desde 1953, el deporte nacional de la Argentina, son pocas las personas que conocen su historia. Es un juego que se practicaba ya en la época de la colonia. En sus inicios se jugaba mayormente en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Salta, Santiago del Estero, Corrientes y Entre Ríos. Hoy, luego de más de 400 años de una historia cargada de prohibiciones y controversias, son muchas las diferencias que se pueden señalar respecto al juego en sus orígenes.

Pese a las repetidas prohibiciones que sufrió, y cuya desobediencia conllevaba castigos que iban desde los azotes hasta las multas, se lo siguió jugando en las estancias secretamente. Fue muy popular durante el siglo XVIII y hasta mediados del siglo XIX.

Fue una de las tantas cosas que prohibio Rosas. Tambien fue prohibido por Martín Rodríguez. Recien en 1938, cuando se lo reglamento, dejo de ser tan sangriento. Fue declarado oficialmente juego nacional de dicho país en 1953 por el entonces presidente Juan Domingo Perón

Para jugarlo se mataba a un ave doméstica, por lo general se trataba de un pato, de allí viene su nombre, y se la colocaba dentro de un trozo de cuero . Se  formaba así una pelota, a la que se le cosían tres o cuatro manijas de cuero torcido de las cuales los jugadores se aferraban en el juego. El “pato” fue sustituido por una pelota blanca de cuero, con cámara neumática y seis asas. Su diámetro, de extremo a extremo, es de 40 cm. Su peso máximo es de 1250 g.







EL JUEGO DEL PATO, DECLARADO DEPORTE NACIONAL MEDIANTE EL SIGUIENTE DECRETO:
 
DECRETO N° 17.468 - Bs. As., 16 de Septiembre de 1953.
 
Es declarado Deporte Nacional el Juego Denominado "El Pato"
 
VISTO: El anhelo expresado por los aficionados al deporte denominado "EL PATO", por intermedio de la Confederación Argentina del Deporte, en el sentido que dicho juego sea decretado Deporte Nacional; y CONSIDERANDO: que el origen de esta noble justa, de acuerdo con las investigaciones realizadas por numerosos historiadores, es auténticamente Argentina, puesto que dicho deporte era ya practicado por nuestros gauchos en los albores de la nacionalidad, y el mismo lleva puesto e impreso el sello de reciedumbre de jinetes diestros como eran y son los jinetes de nuestros campos; que su práctica desde entonces ha sido ampliamente superada desarrollándose actualmente en forma reglamentada; obteniendo el reconocimiento correspondiente como una actividad deportiva organizada y alcanzando amplia difusión y apoyo popular; que tales circunstancias son factor determinante para establecer sin lugar a dudas que al deporte "EL PATO" con exclusión de cualquier otro debe declárarselo "DEPORTE NACIONAL"; que es deber del Estado velar por que las nobles costumbres de raíz histórica pura como lo es "EL PATO", sean amparadas y apoyadas oficialmente, exaltando el sentimiento de nacionalidad y amor sobre lo realmente autóctono. Por ello:
 
El Presidente de la Nación Argentina, Decreta:
Artículo 1°, Declararse Nacional el deporte denominado PATO
Artículo 2°, El presente decreto será refrendado por el Señor Ministro Secretario de Estado en el Departamento de Educación
Artículo 3°, Comuníquese, anótese, publíquese desde a la Dirección General de Registro Nacional y archívese



Las impresiones de W. H. Hudson

Durante largo tiempo y probablemente hasta eso de 1840, era el entretenimiento más popular al aire libre en la pampa argentina. Sin duda que allí tuvo su origen; se adaptaba admirablemente a los hábitos y la índole del gaucho; y, al revés de la mayor parte de los deportes, conservó hasta el último su tosco y simple carácter primitivo.

Para jugarlo se mataba un pato o un pollo, o, con más frecuencia, alguna ave doméstica más grande, como el pavo o ganso, y se le cosía dentro de un trozo fuerte, haciendo así una pelota de forma irregular, dos veces el grandor de una pelota de fútbol, provisto de cuatro manijas de cuero torcido y del tamaño conveniente para ser agarradas por la mano de un hombre. Un detalle muy importante era que la pelota y las manijas fueran tan sólidamente hechas, que tres o cuatro hombres a caballo pudieran agarrarlas y tirarlas hasta desmontarse unos a otros, sin que nada aflojara.

Una vez resuelto en algún pago, a tener un juego, y, arreglado el punto de reunión, y habiendo alguien ofrecido a proveer el ave, se mandaba notificar a los vecinos. A la hora acordada, todos los hombres y mozos, desde algunas leguas a la redonda, acudían al lugar, montados en sus mejores pingos.

Al aparecerse en la cancha el hombre que llevaba el pato, los otros daban caza y luego le alcanzaban y le arrancaban la pelota de la mano; entonces el vencedor, a su turno, era perseguido; y al ser alcanzado solía haber una pelea, como en el fútbol, con la diferencia que los contendientes estaban montados a caballo antes de derribarse unos a otros al suelo. A veces, en este trance, un par de jugadores atolondrados, furiosos por haber sido vencidos, desenvainaban sus facones para probar cuál de los dos tenía la razón o cuál era el de más valer; pero hubiera o no pelea, alguien se apoderaba del pato y se lo llevaba para ser él, en su turno acosado.

Se recorrían de esta manera leguas y leguas de terreno; y, por fin, alguno, con más suerte o mejor montado que sus rivales, se posesionaba del pato, y, escabulléndose por entre los paisanos, desparramados por la pampa, lograba escaparse. Era el vencedor, y, como tal, tenía el derecho de llevarse el ave a su casa y comérsela.

 Esto era sin embargo una mera ficción: el hombre que se llevaba el pato, enderezaba para el primer rancho, seguido de todos los demás; y, en seguido, no sólo se cocinaba el pato, sino también una gran porción de carne, para alimentar a los que habían tomado parte.

  Mientras se aderezaba la cena, se mandaba alguien a los ranchos vecinos, para convidar a las mujeres; y, al llegar éstas, empezaba el baile, que duraba toda la noche.

Para el gaucho, que se apegaba a su caballo desde la niñez, casi con la misma espontaneidad que un parásito al animal a cuyas expensas vive, el pato era el juego de todos los juegos. Ni pudo haber habido un juego mejor adaptado para hombres cuya existencia o cuyo éxito en la vida dependió tanto de su equitación, y cuya gloria principal era poder mantenerse a caballo en todo apuro; y cuando eso no era posible, dejarse caer graciosamente y de pie, como un gato.

La gente de la pampa tenía una afición loca a este juego, hasta que llegó el tiempo en que se le ocurrió a un Presidente de la República (Rozas) ponerle fin, y con una plumada lo suprimió para siempre. 1)

1) Citado en Pedro Grenon S.J., “El juego del pato”, Revista Historia, N° 4, Buenos Aires, Abril-Junio de 1956, págs. 136-137.






Fuentes:
Apuntes Profesionales

El relato incomparable de Alberto Merlo en este triunfo








Muchos tendrían que revisar sus prioridades, su humanidad y su solidaridad (que no es lo mismo que caridad)
La patria es el otro

02 de Marzo de 2015, 06:09:23 pm
Respuesta #1

Desconectado Bombero08

  • Administrador

  • ******

  • 2018
    Mensajes
  • Pais: ar

  • Sexo: Masculino

  • Hoax Buster

    • Masaje Tailandes combinado con Reiki
Re:El Pato, deporte nacional argentino
« Respuesta #1 en: 02 de Marzo de 2015, 06:09:23 pm »
muy bueno sil, gracias, hermoso deporte donde cuenta tanto la destreza, habilidad y la reacción del jinete como del caballo



esto demuestra y me confirma que los futbolistas son todos maricones,   éstos deportistas se caen del caballo a la carrarea, cae el caballo encima de ellos, son aplastados, pisoteados, arrastrados, golpeados contra los postes de los aros y se levantan como nada....a un futbolísta lo miraste fijo y ya esta llorando el puto... jaja...

vivan los deportes de hombres carajo.

02 de Marzo de 2015, 06:17:17 pm
Respuesta #2

Desconectado Uni Azul

  • Administrador

  • ******

  • 5411
    Mensajes
  • Pais: ar

  • Sexo: Femenino

  • Soy lo que soy...

    • Unicornio Azul
Re:El Pato, deporte nacional argentino
« Respuesta #2 en: 02 de Marzo de 2015, 06:17:17 pm »
 :xd_cry: :xd_cry: :xd_cry:


Pienso como vos pero me causó gracia

Y ahora también lo juegan las mujeres, ojalá se difunda más, amo este deporte y tiene muy poca difusión en los medios

Muchos tendrían que revisar sus prioridades, su humanidad y su solidaridad (que no es lo mismo que caridad)
La patria es el otro